Ser el padre de un niño con discapacidades no es muy diferente de ser el padre de un niño “normal”, o al menos eso me dicen. Pero en realidad no estoy segura, puesto que mi único hijo es discapacitado. Es el hecho de que los amigos, familiares o profesionales que lo rodean a uno pueden hacer tanto alboroto al respecto. Probablemente, la mayor diferencia es que, luego de superar el primer golpe al enterarse de que su hijo tiene discapacidades o una enfermedad, notará que el volumen de trabajo es más alto, más importante y más demandante.

Los conceptos sobre sentimientos y pensamientos que se presentan a continuación pueden ayudarle cuando todo se descontrola.

Nada nos prepara en la vida para ser discapacitados; y cuando de repente es su bebé o su hijo  el receptor de esta etiqueta, la vida puede parecerle muy injusta. No pidió esto y es muy poco lo que puede hacer para cambiarlo. Se pone en peligro la sensación de control que tiene sobre su vida y la vida de su hijo. Su relación con los otros miembros de la familia, especialmente su cónyuge si lo tiene, puede estar sometida a un gran estrés y puede que sea lo único que pueda hacer para contenerse. Está bien enojarse y hacer lo mejor para canalizar ese enojo en conseguir los mejores servicios posibles para su hijo.

Manual De Actividades PDF Download - mycomedybook.com


Manual de actividades with your name, the quarter, week.

Posted by 2018 article

51qXGoD1xeL